¿Somos Salvos por las Obras de la Ley o por la Gracia de Jesucristo?

Por el Dr. Juan Colón Muñoz

Desde la Era de la Iglesia Primitiva hasta el día de hoy, el cristianismo ha sido atacado por las falsas doctrinas. Una de ellas es la creencia de que el hombre, para ser salvo, tiene que cumplir con las obras de la ley. Antes de explicar lo que la Biblia nos dice respecto a la salvación, analicemos primero las 3 formas en que son infiltradas las doctrinas erróneas en las iglesias. Estas formas son:

  1. Mezcla de verdades con mentiras - Esto es la artimaña favorita del enemigo. El enemigo de las almas no intentará engañar a nadie con la verdad de la Palabra de Dios, porque sería como levantarse en contra de su propio reino (Marcos 3:26). Tampoco lo hará con la mentira, porque los estudiosos y conocedores de la Palabra de Dios lo descubrirían. Por lo tanto, una mentira disfrazada con verdad, es más probable que pueda ejercer un engaño doctrinal.
  2. Malas interpretaciones - Esto es cuando los maestros, por falta de conocimiento y/o preparación teológica, mal interpretan muchas de las porciones bíblicas y, penosamente, terminan sembrando el error doctrinal.
  3. Interpretaciones de carácter privado - Esto es cuando una persona cree que fue elegida por Dios para interpretar las Escrituras de una forma distinta, y por lo tanto sus enseñanzas estarán basadas en sus propias interpretaciones privadas. Esta práctica es condenada por la Biblia, según: 2 Pedro 1:20.

En términos generales, la salvación por las obras se define como la salvación por medios de los esfuerzos humanos, es decir, por medio de los méritos propios del hombre y no de Cristo.

La doctrina de la salvación por las obras de la ley está basada en los 10 mandamientos y las leyes dietéticas del Antiguo Testamento; y es practicada por la Iglesia Adventista del 7mo Día, la Iglesia Adventista de la Reforma, la Iglesia el Tabernáculo de Jehová, la Iglesia Bautista del 7mo Día, la Iglesia de Dios del 7mo Día, y otras iglesias de la doctrina sabática.

La doctrina de la salvación por las obras de la ley sugiere que para alcanzar la salvación y agradar a Dios hay que cumplir, al pie de la letra y a la perfección, con los 10 mandamientos, (incluyendo guardar el día de reposo, no comer cerdo, etc.), o bien sea, todo lo relacionado con las leyes del Antiguo Testamento. Sin embargo, es importante recalcar que éstas eran leyes perteneciente al antiguo pacto que Dios le dio al pueblo de Israel por mediación de Moisés, y no se aplica a los gentiles de la gracia.

Para evitar cualquier doctrina de error sobre este asunto, establezca un diágolo con Dios y hágale las siguientes preguntas. Él le responderá a través de la Biblia.

USTED PREGUNTA: ¿Qué tengo que hacer para ser salvo?

DIOS RESPONDE: "Porque todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo" - Romanos 10:13 "...que si confesare con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muer- tos, serás salvo. Porque con el corazón se cree para justicia, pero con la boca se confiesa para salvación" - Romanos 10:9-10

USTED PREGUNTA: ¿Seré juzgado por comer cerdo y no guardar el día de reposo?

DIOS RESPONDE: "Por tanto, nadie os juzgue en comida o en bebida, o en cuanto a días de fiestas, luna nueva o días de reposo" - Colosenses 2:16.

USTED PREGUNTA: ¿Ha habido en este mundo alguna persona que haya sido justa delante de tí?

DIOS RESPONDE: "Como está escrito: No hay justo, ni aun uno" - Romanos 3:10

USTED PREGUNTA: ¿Por qué no hay ni una sola persona que pueda ser justificada por medio de tu ley?

DIOS RESPONDE: "Por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios,…" - Romanos 3:23

USTED PREGUNTA: Entonces, ¿En qué forma puedo ser justificados delante de tí. Acaso quiere decir que mis buenas obras no son aceptadas para alcanzar la salvación?

DIOS RESPONDE: "Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras para que nadie se gloríe" - Efesios 2:8-9

USTED PREGUNTA: ¿Quiere decir que no puedo ser justificado por medio de la ley?

DIOS RESPONDE: "Sabiendo que el hombre no es justificado por medio de las obras de la ley, sino por la fe de Jesucristo, nosotros también hemos creído en Jesucristo, para ser justificado por la fe de Cristo y no por las obras de la ley, por cuanto por las obras de la ley nadie será justificado" - Gálatas 2:16

USTED PREGUNTA: ¿Qué sucede si yo decido guardar el día de reposo y justificarme por las obras de la ley? ¿Estaré pecando?

DIOS RESPONDE: "De Cristo os desligasteis, los que por la ley os justificáis; de la gracia habéis" - Gálatas 5:4 "Pero si sois guiados por el Espíritu, no estáis bajo la ley" - Gálatas 5:18