El origen de San Valentín

Por el Dr. Juan Colón Muñoz

Biblia¿Celebraría usted una festividad que, disfrazada del amor y la amistad, se originó para honrar las inmoralidades sexuales?

Celebrado el 14 de febrero, y comúnmente conocido como el día del amor, o día de la amistad, San Valentín no es compatible con los principios de la Biblia.

Esta fiesta tuvo su origen en la Lupercalia, una festividad del antiguo imperio romano, que honra a Lupercus, el dios pastoral de los italianos. De acuerdo a una antigua leyenda, unos niños gemelos, Remo y Rómulo, habían sido abandonados por su tío en el Monte Palatino, una de las siete colinas de Roma. Según la leyenda, los gemelos fueron recogidos por una loba recién parida, que los había amamantado y criados en una cueva de aquel lugar. Al crecer, los gemelos, se convirtieron en los fundadores de Roma, donde hoy día se encuentra la sede de la Iglesia Católica.

La leyenda establece que el amor de la loba fue el motivo por el cual los gemelos fueron salvados de la muerte. Por lo tanto, los romanos escogieron el día 14 de febrero para honrar el amor de una bestia que, hoy día, figura como el símbolo nacional de la nación italiana.

Sin embargo, la Iglesia Católica dedicó el 14 de febrero para recordar a San Valentín, un sacerdote que había sido martirizado por el emperador romano, Claudio el Cruel, en el año 270 dC. La historia nos cuenta que San Valentín había sido decapitado porque se dedicó a casar parejas aun cuando el emperador lo había prohibido. Gradualmente, el pueblo combinó las dos celebraciones en una misma fecha, convirtiéndola en una emboscada diabólica para amarrar a los cristianos en una supuesta celebración dedicada al amor.

Para mediado de la Era Medieval, algunas ciudades europeas habían escogido el 14 de febrero para celebrar intercambios amorosos entre personas ajenas. Para entonces, se creó un intercambio de tarjetas con mensajes como: "quiero que seas mi amor". Junto con las tarjetas, se enviaba una cajita de caramelos de chocolates, pues de acuerdo a las creencias de aquella época, el chocolate era un estimulante de las pasiones sexuales.

Desde renombrados personajes de posiciones sociales hasta los simples ciudadanos, esperaban ansiosamente la llegada del día de San Valentín. En esta fecha las personas, solteras o casadas, tenían la libertad de realizar sus fantasías sexuales con la persona que más admiraban, sin ofender sus supuestos principios de moralidad.

En la actualidad, el día de San Valentín, es una de las festividades más honradas en los Estados Unidos, España e hispanoamérica, y es además, muy celebrada en las escuelas públicas, e iglesias cristianas.