Membresía del Concilio

Rev. Rivera

La membresía del Concilio Evangélico Internacional está compuesta por pastores, ministros, evangelistas, misioneros, capellanes y obreros aprobados, de diversas culturas y países, que le sirven al Señor de acuerdo a sus respectivos llamados. Nuestra membresía se ha extendido por todos los Estados Unidos, Canadá, el Caribe, Centro y Sudamérica, España y Guinea Ecuatorial, y continuaremos nuestro crecimiento conforme a la divina dirección de Dios.

Las credenciales acreditadas son otorgadas con el fin de proveer autoridad legal de la vocación clerical, ante las autoridades civiles, federales y estatales, para los pastores que están activamente pastoreando iglesias o congregaciones ministeriales. Esto incluye a los ministros autorizados a conducir bautismos, ceremonias nupciales y servicios fúnebres y todos los servicios generales de la santa obra de Dios. Se incluye, además, a los misioneros y/o capellanes que prestan servicios en hospitales, prisiones u otros ministerios evangelísticos.

Deseamos aclarar que las autoridades gubernamentales, tanto en lo federal como en lo estatal, solo reconocen las credenciales expedidas por los concilios. Algunos pastores piensan que las iglesias independientes (que no pertenecen a concilios) pueden otorgar credenciales pastorales. La realidad es que una iglesia no tiene autoridad para dar credenciales clericales ya que la máxima autoridad de una iglesia es el pastor. Esto significa que un pastor no puede firmar su propia credencial. Sin embargo, la directiva de una iglesia puede otorgarle un carnet eclesiástico en la que certifica que el portador es el pastor de la iglesia.Lamentablemente, dicho carnet es válido únicamente para los efectos internos de la iglesia.Un carnet eclesiástico otorgado por una iglesia no es reconocido como una credencial de concilio, ya que las iglesias no poseen la registración acreditativa para otorgar ordenaciones legales.

Categorías de credenciales

Las credenciales del Concilio Evangélico Internacional y su uso en la vocación religiosa, son otorgadas bajo las siguientes categorías:

Pastores Eclesiásticos y Pastores Asistentes
Para obreros que están activamente pastoreando alguna iglesia o congregación en servicios regulares todas las semanas y cuya iglesia está legalmente registrada con su estado o país.
Evangelistas
Para obreros que están evangelizando por medio de sus iglesias, o evangelizando por medio de misiones internacionales, o evangelizando como evangelistas independientes.
Ministros
Para obreros que están sirviendo en la directiva de alguna iglesia, o colaboran en algún ministerio independiente, o se mantienen activos como ministros de la adoración. Este título también se le confiere a los obreros que están jubilados que desean mantener su estatus ministerial activo.
Misioneros, Capellanes

Para obreros que prestan servicios en diferentes ministerios, tales como:

  • Ministerios de las prisiones
  • Ministerios de orfanatorios
  • Ministerios de hogares para envejecientes
  • Ministerios de asistencias sociales
  • Ministerios rehabilitacionales
  • Ministerios para ayuda a los desamparados
  • Ministerios de predicación o repartición de tratados en las calles
  • Ministerios de obras benéficas
Obreros Aprobados
Para jóvenes que desean trabajar asistiendo a sus pastores en alguna posición eclesiástica. Dichos jóvenes deberán ser poseedores de una seria conducta, sometidos a sus pastores, puntuales y fieles asistentes de la iglesia y en completa y fiel observación de la sana doctrina. Para ser aprobados por la Sede del Concilio Evangélico Internacional, los jóvenes deberán ser altamente recomendados por sus pastores, aprobados por la directiva de la iglesia y por el Presidente Nacional del Concilio.

Beneficios de la Membresía

Como organización acreditativa, nos aseguramos de que nuestros miembros reciban la documentación necesaria para legalizar la autoridad de su vocación clerical. He aquí los beneficios que recibe al ser aprobado como miembro afiliado del Concilio Evangélico Internacional:

  1. Recibirá una credencial registrada legalmente a nivel nacional e internacional.
  2. Recibirá una certificación legalizada de su confirmación clerical u ordenación ministerial, según su respectivo título y el cumplimiento de los requisitos.
  3. Recibirá una certificación anual como miembro bona fide del CEI.
  4. Tendrá el derecho y la autoridad legal para realizar ceremonias nupciales.
  5. Tendrá el derecho y la autoridad legal para realizar ceremonias bautismales.
  6. Recibirá un ejemplar del “Manual del Concilio Evangélico Internacional”, con todos los reglamentos, artículos de fe y doctrinas del Concilio, según la Santa Palabra de Dios.
  7. Como beneficio especial, no tiene que enviar el diezmo pastoral al Concilio.
  8. Como beneficio especial, no tiene que enviar el diezmo de diezmo de su iglesia o ministerio.
  9. Como beneficio especial, no tiene que entregar los títulos de las propiedades de su iglesia o ministerio.
  10.  Recibirá un 50% de descuento en la preparación de la Constitución Eclesiástica para su iglesia.